BUSQUEDA / BUSCAR

¿Puedo conocer la verdad en religión? Criterio ante la información

¿Puedo conocer la verdad en religión?

Criterio ante la información

1) Para pensar

En ocasiones pasadas se comentaba el libro que el Papa Benedicto XVI, siendo Cardenal, escribió llamado: Fe, Verdad y Tolerancia. En él nos habla, entre otras cosas, de la importancia de buscar ante todo la verdad. Para ello recurre a un relato que hace el gran filósofo Platón, en uno de sus Diálogos llamado “Fedro”.

En el relato se cuenta de una historia ficticia contada por los antepasados. Érase que el dios Thot, padre del tiempo y de las letras alfabéticas, visitó al rey Tamus. El dios le estuvo instruyendo sobre diversas artes inventadas por él, y especialmente le enseñó a escribir. Hay que tener en cuenta que era un tiempo en que no se había inventado la escritura.

El dios Thot exultaba de su invento, la escritura, y le decía al rey: “Este conocimiento, oh rey, te hará más sabio y capaz de recordar, pues este invento ha sido inventado tanto para recordar, como para la sabiduría”.

Sin embargo el rey no se dejó impresionar, pues vio que podría haber malas consecuencias, y así se lo manifestó: “Pienso que este invento producirá olvido en las personas, pues al escribir las cosas, los hombres ya no harán el intento de recordarlas dependiendo solo de aquello que se escribió. Entonces las cosas estarán en el exterior del hombre y no en su interior. Ahora con tu invento de anotar las cosas, has hecho un medio para tener muchas cosas grabadas, pero que a tus discípulos le darán solamente la apariencia de sabiduría, pues realmente no será así. Tus discípulos oirán muchas cosas y las apuntarán, sin asimilarlas, y pensarán que son personas de mucha ciencia, pero en lo secreto no sabrán nada y serán personas difíciles de tratar, en cuanto son sabios en apariencia y no en verdad”.

2) Para pensarEste relato que fue escrito antes de la era cristiana, el Papa lo actualiza y menciona que algo parecido sucede hoy en día. Dice que el hombre de hoy recibe una cantidad enorme de información por televisión, además de la información que puede tener en su computadora, en Internet u otro medio. Con ello, el hombre puede creer que sabe mucho, es decir, tener la apariencia de sabio.

Platón no estaba en contra de la escritura, ni mucho menos. Tampoco el Papa está en desacuerdo con los avances tecnológicos, y de hecho los usa. Pero lo que nos dice y previene, es que debemos reflexionar esa información. Por ejemplo, es un gran bien poder contar con la Biblia en la computadora, pero eso no significa que se haya reflexionado y leído con atención. Y sin embargo alguien puede presumir de tener este y tantos otros libros sin que llegue realmente a estudiarlos, aparentando sabiduría y, en ocasiones, creyendo él mismo que la tiene. Pero sería pura apariencia.

3) Para vivirEl Papa invita a saber leer y reflexionar las cosas, en donde más vale la calidad de lo que sabemos que su cantidad. Es mejor leer cosas buenas y verdaderas, que tener muchísimo material, o ver muchas horas de televisión y nunca reflexionar sobre ello. Es preciso tener espíritu crítico sobre lo que se ve en televisión o en películas.

Efectivamente, estamos en un mundo donde la información abunda y es preciso saber escoger y distinguir lo bueno de lo malo. Por ello la Iglesia, como buena madre y maestra, suele darnos a sus hijos la dirección correcta por donde debemos caminar. Acudamos a pedir consejo a quien sabemos tiene buena orientación. Por ejemplo, antes de ir a ver una película o leer un libro, debemos informarnos si no vienen cosas inconvenientes para nuestras mismas personas. No podemos ir a ciegas, sobre todo sabiendo que hoy en día el mal se vale de todos los medios de comunicación para expandirse.

Cuidemos para nosotros mismos, y para quienes dependen de nosotros, de buscar buen alimento para el alma y de esa manera aprovechar esos medios magníficos que da la tecnología para crecer y perfeccionarnos.

Autor:

Padre José Martínez Colín

Fuente:

Church Forum www.churchforum.org

 

0 comentarios:

. . . . . . . . . .. . . .

 

BUSQUEDA / BUSCAR