BUSQUEDA / BUSCAR

INFORMACION SOBRE ASOCIACIONES MARIANAS

ASOCIACIONES MARIANAS

El culto a la Virgen Santísima, lo mismo que el culto de Dios, del que depende, como quiera que es una acción de seres racionales, no solamente se ejecuta en manera individual, sino que siendo el hombre naturalmente social, quiere también por naturaleza asociarse a sus semejantes para tributar de una manera más eficaz el honor debido a los seres superiores. Existen por tanto "sociedades" que tienen como características de su vida social la tributación de homenajes a la Madre de Dios. Pueden clasificarse desde el punto de vista canónico y mariológico en: Institutos Religiosos, Ordenes Terceras, Cofradías Marianas y Pías Uniones Marianas.
INSTITUTOS RELIGIOSOS MARIANOS

Son las Comunidades Religiosas que llevan como Característica de su vida de perfección una consagración total al servicio del culto de la Madre de Dios. Los hay antiguos y modernos. La característica mariana, más que en su nombre y en algunas prácticas de devoción a la Virgen que puedan hacer los religiosos (lo que, por lo demás es general en todos los institutos de perfección), debe buscarse en el espíritu, en la orientación, en la mentalidad, en el fin del instituto mismo y en su legislación.

Entre los principales podemos mencionar: la Orden del Carmen, la Orden de la Merced, los Siervos de María, los Montfortianos o "Compañía de María", los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (Claretianos), la Orden de la Visitación (salesas), la Orden de María (Enseñanza), la Congregación de la Presentación o Terciarias Dominicas de Tours, etc.
ÓRDENES TERCERAS MARIANAS

Son Sociedades de seglares que viven los consejos evangélicos según el espíritu de determinada Orden Religiosa, aprobada su Regla por la Santa Sede, practicando sus votos y aquellos puntos de la Regla que se pueden acomodar al estado laical. Las principales Ordenes Terceras estrictamente marianas son tres: la Tercera Orden de los Siervos de María, cuya Regla fue aprobada por Martín V en el año l424, la Orden Tercera Carmelitana, organizada por el Beato Juan Soreth en el siglo XV, con su derivación de la Tercera Orden del Carmelo Teresiano y la Orden Tercera de la Bienaventurada Virgen María de la Merced, instituida en el siglo XIII por la beata María de Cervellon.

Las Ordenes Terceras y las marianas son el mejor instrumento de que pueden disponer los laicos para su perfección cristiana, ya que estas Instituciones, aprobadas por la autoridad suprema de la Iglesia, y por consiguiente garantizadas por su magisterio infalible, les imponen un régimen de vida el más propicio para ambientar la práctica de las virtudes más delicadas y para caminar a pasos agigantados hacia el ideal propuesto por Jesucristo en el Evangelio para los que quieran ser perfectos.
COFRADIAS MARIANAS

Son asociaciones de fieles que se dedican no solamente a una buena obra de piedad o caridad, sino que además incluyen en su finalidad la promoción e incremento del culto público de Dios, de la Virgen o de los Santos. Si esta Asociación tiene facultad para agregarse otras asociaciones similares, se denomina "Archicofradía."

Las Cofradías marianas más conocidas son: la del Rosario, la de la Virgen del Carmen (a la que se ingresa con la recepción ritual del escapulario), la Cofradía del Corazón Inmaculado de María, la Cofradía de la Virgen de la Consolación, la Cofradía de los Dolores, la Cofradía de la Virgen del Perpetuo Socorro, la de María Auxilio de los Cristianos (o María Auxiliadora), la de las Tres Avemarías, etc. Además cada Santuario mariano posee su propia cofradía particular, como, por ejemplo, la Cofradía del Santuario de Nuestra Señora de la Peña en Bogotá, etc.
PÍAS UNIONES MARIANAS

Consisten en asociaciones de fieles que se dedican al ejercicio de alguna obra de piedad o de caridad en honor de Nuestra Señora. Son innumerables sus modalidades, pero las más famosas y universales son las "Congregaciones Marianas", tan extendidas por todo el mundo como verdaderos puestos de avanzada de los católicos seglares, fecundas en toda clase de buenas obras y auténticas minas de vocaciones sacerdotales y religiosas. Brillan sobre todo en caridad y asistencia social; la "Pía Unión de Hijas de María", y la "Legión de María", surgida esta última en Dublín el 7 de septiembre de l92l por obra de Francisco Duft. Esta original Asociación merece destacarse por su entusiasmo con que trabaja en honor de la Virgen procurando el bienestar espiritual y material de los hogares sin distinción de idearios, y por su organización magnífica, inspirada en la Legión militar romana, aún en la terminología que usa, así como por su prodigiosa difusión por todo el mundo.

 

0 comentarios:

. . . . . . . . . .. . . .

 

BUSQUEDA / BUSCAR