BUSQUEDA / BUSCAR

DESDE LOS EVANGELIOS AL ENCUENTRO CON JESÚS

3 DESDE LOS EVANGELIOS AL ENCUENTRO CON JESÚS

La investigación crítico-histórica aplicada al Nuevo Testamento ha girado de una u otra forma en torno a esta cuestión. ¿No habrá convertido la fe pascual a Jesús de Nazaret en una figura que le mistifica, que lo convierte en centro de su culto, que le magnifica hasta la divinización? ¿Son realmente idénticos el Jesús histórico, tal como vivió, y el Cristo de la confesión cristiana? Se movía la cuestión bajo la sospecha de que el "Cristo dogmático" era un abultamiento debido a la Iglesia, pero que en realidad estaba lejos de Jesús de Nazaret.

Lo que críticamente se ha venido haciendo desde hace mucho tiempo ha venido a ser como una especie de sospecha generalizada; habría que hacer un deslinde claro entre la impresionante figura de Jesús, que interesa también a un marxista, y la aureola religiosa y divina de que la tradición cristiana le ha rodeado. Aunque las intenciones que en este problema se puedan llevar sean muy diferentes en un cristiano y un no-cristiano, estamos sin embargo ante un punto neurálgico tanto de la cristología como de la crítica del cristianismo.

Todo resabio de fundamentalismo aparece como un refugio infantil; no percatarse de la diferencia en los evangelios entre el sentido literal y el sentido histórico, entre la interpretación del evangelista y los hechos a los que se refiere, equivaldría a no comprender adecuadamente el género literario que llamamos "evangelio". El evangelio es una predicación en forma de historia, en la cual la proclamación creyente y los recuerdos históricos están íntimamente fundidos.

INTRODUCCIÓN

Al cristiano que se interrogue sobre su fe o la quiera profunda zar, la Iglesia pone en sus manos cuatro libros atribuidos a cuatro autores que provienen del ambiente de Jesús; dos apóstoles: Mateo y Juan; dos seguidores: Lucas y Marcos. ¿Están bien conservados estos textos, sin añadiduras u omisiones fundamentales?

Sí, El testimonio de un número altísimo de papiros, de noticias antiguas, de códices y de citas, asegura que los cuatro Evangelios han llegado a nuestras manos substancialmente íntegras y bien conservadas. Esto lo confirman las ediciones críticas del Nuevo Testamento.

¿Podemos, con estos libros, remontarnos verdaderamente al Jesús de la historia, a su vida, obra y pensamiento?

Nuestra época, educada por los maestros de la duda, ha suscitado numerosas dudas, llegando, a veces, a un cierto escepticismo.

Por otra parte, es demasiado cómoda y no es ni seria ni científica la posición de aquellos que toman los Evangelios al pie de la letra como si se tratara de discursos grabados por micrófono o acontecimientos fotografiados como si no fuesen documentos históricos que hay que interpretara que hay que estudiar críticamente y no aceptar ciegamente al pie de la letra.

I. ¿ES POSIBLE REMONTARSE DESDE LOS DOCUMENTOS ACTUALES AL JESÚS HISTÓRICO?

1.- Jesús no escribió nada y nadie grabó sus palabras; no hay una sola palabra de Jesús. Del año O al 30 no hay nada escrito.

Hay más, durante la vida pública de Jesús sus mismos discípulos no tienen conciencia de la importancia de lo que decía el Maestro, pues solamente después de la Resurrección pudieron entender mejor lo que El había dicho.

2.- No se tiene ningún documento que se remonte al periodo de la vida terrenal de Jesús, ni a los años inmediatamente después.

Los escritos que nos han llegado vienen a ser la voz, de la Iglesia Primitiva que llega a nosotros después de la Pascua.

3.- Los cuatro autores llamados Mateo, Marcos, Lucas y Juan, ponen por escrito lo que la comunidad cristiana nos enseña y atestigua desde hace años, sirviéndose de la catequesis, de las oraciones e himnos litúrgicos, aprovechando colección de frases de Jesús, de milagros y de parábolas.

Es decir, los cuatro evangelistas encuentran mucho material hecho y se material se ha ido formando en la Iglesia.

¿Cuándo nacen los Evangelios? Hacia el año 70 - 80; la Iglesia ya había reflexionado sobre la figura y misterio de Cristo.

4.- Es decir, que el material ya estaba algo elaborado por la Iglesia para la memorización, ejemplo: catequesis. Habían profundizado este material a la luz del Antiguo Testamento, sobre todo profetas, hasta llegar a presentar una figura más matizada de Jesús, de sus enseñanzas.

5.- En los cuatro Evangelios se tiene un material elaborado en Sentido catequético, rico en síntesis, de adaptaciones a la situación de la Iglesia, de interpretaciones individuales o comunitarias, ordenando en unidades literarias (trozos o colecciones de parábolas).

La historia de cómo los evangelistas escribieron los Evangelios se llamó Historia, de las Formas.

6.- A veces, ciertas indicaciones cronológicas o geográficas son ficticias y se deben a un deseo o finalidad catequética.

Respecto a la Geografía:

San Lucas.- Se dice que no tiene grandes conocimientos de Palestina, no vivió en Palestina, es un pagano convertido entre los primeros y después se hace amigo de Pablo.

En Lucas se habla de la subida a Jerusalén.

Lc. 19, 28.

Esquema geográfico no cierto, sino literario.

9 al 19 19-28

Subida a camino a Jerusalén

1 al 8

II. ESCEPTICISMO DE BULTMANN

1.- Entre el Jesús de la historia y los Evangelios está la mediación de la comunidad cristiana que puede ser negativa o positiva. Hay mucha diferencia entre la narración y una observación neutral, y de un testigo que ha tomado parte en los acontecimientos.

2.- Debido a eso, algunos estudiosos sostienen que no se puede conocer mucho del Jesús histórico, ya que la tradición hubiera desfigurado su rostro; apenas se conocería la existencia histórica con certeza y la muerte de cruz.

Tenemos a los autores más escépticos que niegan muchas cosas del Evangelio; dicen que sólo la vida y muerte de Jesús se pueden conocer y niegan la Resurrección.

La escuela de los racionalistas ni siquiera llega al extremo de negar la muerte de cruz de Cristo, pues tiene problema con la Resurrección. Esta es la opinión de Bultmann, que es el fundador del método llamado HISTORIA DE LAS FORMAS.

3.- BULTMANN (Alemania 1884).- Uno de los más grandes teólogos exegetas historiadores de nuestro siglo. Según él, los Evangelios son documentos de la Iglesia Primitiva que no se proponen narrar objetivamente la historia de Jesús. Su primera obra, aparecida en 1921 "Historia de la Tradición Sinóptica", ha influido en el Nuevo Testamento durante los siguientes 50 años.

Los estudiosos católicos y numerosos protestantes le reprochan su nominalismo histórico y no aceptan la demitización (quitar los mitos) que él propone. Según él, el Nuevo Testamento estaría lleno de mitos que la mentalidad actual rechaza, por ejemplo: demonios, seres sobrenaturales, la Concepción Virginal, la Resurrección, etc.

4.- Bultmann sigue siendo "creyente a su manera" porque las palabras y hechos de Jesús son un anuncio, un mensaje de algo espiritual que transforma nuestra existencia. Según él, en Jesús Dios obra la salvación de la humanidad, acontecimiento que invita al hombre a una decisión nueva y auténtica.

5.- Todo este problema brota del siglo pasado y del movimiento del iluminismo y racionalismo. Es un ataque contra la historicidad de los Evangelios. Estos movimientos niegan lo sobrenatural y quieren resolver todos estos problemas a la luz de la razón. Según estos críticos, los Evangelios nacerían después de lo que se dice.

6.- EL ABAD LOISY.- Representante del Modernismo Bíblico.- De aquí arrancó el género literario de la vida de Jesús, racionalistas que se pusieron de moda a fines del siglo pasado y principios de este.

STRAUSS (? - 1878) - Padre de la desmitologización. Los Evangelios son símbolos de ideas religiosas.

ERNESTO RENAN ( ? - 1892) - Otro de los racionalistas. Su obra "Esta vida de Jesús" es la que circula en México. Renan no admite nada sobrenatural. Trata de reconstruir psicológicamente la vida de Jesús en una narración agradable y convincente haciendo vibrar las fibras del sentimiento con un cierto tono científico que descarta toda interpretación teológica y toda intervención divina.

De ahí un Jesús de grandes ideales y convencido de la fraternidad humana, religioso hasta el punto de llamar a Dios Padre Nuestro, pero carente de toda cualidad sobrenatural, la cual es introducida posteriormente.

7.- Tales biografías pueden reducirse a dos: STRAUSS Y RENAN.

8.- Las vidas de Jesús estuvieron de moda durante mucho tiempo, haciéndose dignas de toda consideración. Los católicos se inspiraban en ellas quitándoles lo racionalista y siguiendo el tipo de Renan, mientras que los protestantes siguieron el estilo de Strauss, hasta llegar al extremo de Bultrnann que dice que no importa la realidad sino el símbolo, el Kerigma.

III. - REACCIÓN AL ESCEPTICISMO.-

1. Escepticismo - Aclaración

¿Es verdad que los Evangelios no son verdaderos porque nacieron en un ambiente de fe?

No es verdad que los Evangelios hayan desfigurado el rostro de Cristo porque nacieron en un ambiente de fe: el entusiasmo que encontramos en los Evangelios se basa en la certeza de la veracidad de los mismos. No hay que olvidar tampoco que los Evangelistas y muchos cristianos confirmaron su testimonio con el martirio. MÁRTIR, palabra griega que significa testigo.

2.- De todos modos, hay que saber interpretar los Evangelios, el lenguaje y las formas literarias propias del tiempo.

3.- No solamente los católicos sino muchos no católicos han reaccionado con vigor al escepticismo de Bultmann.

4.- Exegetas que han reaccionado y contestado: Kasemann, Borkmann, Fuchs. Intérpretes biblistas: J. Jeremías, quien ha rebatido la teoría de Bultmann llegando al Jesús histórico donde encuentra su pretensión de ser hijo de Dios.

Teólogo protestante: Pannenberg.

Todos éstos defienden la historicidad de los Evangelios. Según ellos, encontramos en los Evangelios trozos de la tradición que un historiador tiene que reconocer si quiere seguir llamándose como tal.

El ha querido probar la realidad de la Resurrección de Jesús.

IV. LA COMUNIDAD PRIMITIVA FIEL MEDIADORA ENTRE CRISTO Y LOS EVANGELIOS.

La comunidad es la fiel transmisora de estos datos sobre Jesús: lo que dijo, lo que hizo.

Son custodiados por la comunidad hasta ser escritos.

1.- Los autores de los cuatro Evangelios no se presentan como filósofos ni como maestros religiosos, sino más bien como transmisores de un mensaje que han recibido (1a. Corintios 4, 1-2). Las Cartas de San Pablo (50-60) son anteriores a los Evangelios cronológicamente. San Pablo jamás usó los Evangelios. Los Evangelios son guardianes. En la Carta a los Corintios, Cap. 4, 1-2, se nos habla de nuestra responsabilidad como administradores.

Las palabras "testigo" y "dar testimonio" tienen un lugar principal en los escritos del Nuevo Testamento. San Juan las usa cuarenta y siete veces; aparece, unas veinte veces en los sinópticos; lo mismo en Los Hechos de los Apóstoles y más en las Cartas de San Pablo.

2.- Los Evangelistas, arrebatados por un acontecimiento extraordinario, lo viven, lo atestiguan y lo transmiten; de ahí la insistencia en transmitirlo (1a. Corintios 11,23). Otro texto importantísimo en la Resurrección (1a. Corintios 15, 1-2. Carta a los Gálatas 1, 9-10).

3.- La predicación apostólica estaba controlada por los doce apóstoles, por eso en Gálatas 2, 1-2, Pablo se presenta a Pedro y Juan, encargados de la Iglesia, y los somete a su Evangelio. Esteban y los primeros diáconos reciben el mandato (permiso) de predicar de los apóstoles con la imposición de las manos (Hechos de los Apóstoles 6, 6).

La Iglesia examinó la costumbre de Pablo de bautizar a los paganos sin la circuncisión (Hechos de los Apóstoles 15, 5-6) Este fue uno de los problemas del Primer Concilio.

V. EL EVANGELIO ES FIDEDIGNO (digno de nuestra fe).

1.- Lo que dicen los Evangelios viene confirmado por fuentes extra evangélicas.

2.- Personajes como Herodoto, Quirino, Arquelao, Poncio Pilatos, Anas y Caifas los conocemos por otras fuentes.

3.- Algunas indicaciones geográficas de los Evangelios están confirmadas por la Geografía, por la Historia Bíblica y por la Arqueología que ha hecho descubrimientos muy ricos y afortunados en este mismo siglo (XX) en lugares como Nazaret, Cafarnaun, Corozaín, ciudad que había desaparecido durante siglos. También se ha encontrado el "litostrotos" (empedrado), valioso para su estudio como el hallazgo de la Sábana Santa. Este litostrotos es la piedra donde se sentó Pilatos para escuchar las quejas del pueblo y castigar a Jesús. También se han encontrado el Pretorio de Pilato y la Torre Antonia (ver pág. 9 - Literatura y Fuentes).

VI. VOCES DE LA TRADICIÓN ANTIGUA - ESCRITOS DE LOS PRIMEROS CRISTIANOS

1.- SAN IRINEO (año 180) - Nació en Smirna, discípulo de San Policarpo, quien fue discípulo de Juan. Tenemos un testimonio de San Irineo sobre los cuatro Evangelistas: Mateo, Lucas, Marcos y Juan, y sobre los Evangelios. Dice que Mateo vivió entre los hebreos y publicó un Evangelio para ellos. Habla también de Pedro y Pablo en Roma. Marcos, intérprete de Pedro, escribió lo que éste había anunciado. Lucas redactó el Evangelio proclamado por Pablo. Juan, discípulo del Señor, publicó su Evangelio en Efeso.

El Evangelio de Lucas viene de una fuente de Mateo Afanaico, de Mareos y de otra fuente más. La presencia de la Santísima Virgen se ve en los dos primeros capítulos.

2.- SAN JUSTINO - Mártir - Muere en el año 165 en Roma. Se le llama Padre Apologeta. Nació en Siquem; se convirtió al cristianismo después de haber estudiado Filosofía en todas las grandes escuelas de la época. Se conservan todavía escritos suyos: en uno de ellos Justino da a saber que conoce a los cuatro Evangelistas y dice que existen cuatro documentos que son las memorias de ellos. Cfr.Bono, Luigi, Dai Vangeli all' incontro con Geu en: Guida alia cal-tura del Vangelo. ed. Esperiénza, pp. 36-48.

 

0 comentarios:

. . . . . . . . . .. . . .

 

BUSQUEDA / BUSCAR