BUSQUEDA / BUSCAR

CUALES SON LAS DEVOCIONES MARIANAS MÁS CONOCIDAS

DEVOCIONES MARIANAS MÁS CONOCIDAS

En un empeño natural de "concretizar" la presencia de la Madre de Dios en nuestra vida se reviste a María de una determinada advocación, y se concreta una práctica devocional en algunos actos religiosos que lleven consigo el "signo sensible". Esto se debe a que desde el punto de vista pastoral es muy difícil inculcar entre los fieles, sobre todo entre gente de poca ilustración religiosa, un culto más espiritual, basado en el conocimiento de Nuestra Señora, en el amor que inspira tan excelente grandeza, en el deseo de imitar sus virtudes ejemplares y en una devoción racional que tienda ante todo a conseguir de ella la ayuda para la salvación del alma y para llevar una vida cristiana mejor.

De allí deriva la inmensa popularidad que han lanzado en nuestro ambiente las devociones del ROSARIO, del ESCAPULARIO DEL CARMEN, de la MEDALLA MILAGROSA y en grado un poco menos notorio la de FATIMA, las TRES AVEMARIAS, los DOLORES, EL PERPETUO SOCORRO, las MERCEDES y MARÍA AUXILIADORA. Las dos primeras devociones - advocaciones merecen que brevemente nos detengamos en ellas.
EL SANTO ROSARIO

Se le ha llamado también "Salterio mariano" o "breviario mariano" y es una determinada forma de plegaria en la que se reza quince decenas de veces la salutación angélica (el Avemaría) intercalando en cada decena un Padrenuestro, y para cada decena se señala la meditación de un misterio de nuestra redención" Los misterios que han de meditarse están previamente ordenados en tres series: gozosos, dolorosos y gloriosos. Valeroso propagador de él fue el fundador de la Orden Dominicana, que divulgó esta oración por todo el mundo, por primera vez con el nombre del Santo Rosario.

El Papa León XIII dedicó diez encíclicas a propagar esta devoción tan eficaz, que la misma Santísima Virgen en la mayoría de sus apariciones inculca a sus devotos el rezo piadoso del Santo Rosario, así por ejemplo, en Lourdes y en Fátima. El mes de Octubre está dedicado especialmente a esa devoción y la solemnidad anual se celebra el 7 de dicho mes.
EL CARMEN Y SU ESCAPULARIO

En esta popularísima advocación se honra la devota tradición según la cual el profeta Elías vislumbró desde el Monte Carmelo, en la visión de la pequeña nube que luego se convirtió en fecundo nubarrón que a su vez derramó abundantes lluvias sobre la tierra reseca de Israel (l Re l8, 42-45), la imagen de la Virgen Madre de Dios, Inmaculada y Fecunda a la vez; también se honra la devoción del Escapulario o Hábito de la Orden del Carmen, al que según tradición propagada por dicha Orden, van adjuntos dos privilegios: uno, el que promete la salvación eterna a quien muera llevando dignamente dicho Escapulario o Hábito, y otro, el llamado "sabatino", que consiste en la pronta liberación del purgatorio para los que, habiendo vivido según el espíritu de la regla del Carmelo y cumplido fielmente con las obligaciones inherentes, murieran vestidos del mismo hábito que, para facilidad de los fieles seglares se reduce a dos pañitos unidos con dos cordones, de manera que uno vaya sobre el pecho y otro sobre la espalda. Los papas, Pío XI, y Pío XII refrendaron esta devoción, tan propagada en todo el mundo, especialmente en el ambiente hispánico y latinoamericano

Para tener el privilegio de la salvación eterna, se necesita llevar devotamente el escapulario, una vez impuesto por un sacerdote facultado para ello. “Devotamente" significa "cristianamente", por lo cual quien presuma que por el único hecho de llevar el escapulario, si a ello no acompaña una vida piadosa, se va a salvar, estará en un error. Para tener el segundo privilegio que es la pronta liberación del purgatorio, se requiere el fiel cumplimiento de los deberes del propio estado - castidad según su estado - y el rezo del Oficio Divino. Esta última práctica suele conmutarse a los seglares por determinadas oraciones vocales, como siete padrenuestros, etc.

Hay otras advocaciones similares que usan también del escapulario, como la de las Mercedes, propagada por la Orden Mercedaria, devoción en la que se honra a Nuestra Señora "por el misericordioso amor, fuente de fuerza y redención hacia los afligidos por la esclavitud del pecado o por la barbarie de los hombres".
LA MILAGROSA

Esta devoción está vinculada a la visión que tuviera en l830 Santa Catalina Labouré, del Instituto de San Vicente de Paul. En sus apariciones, la santa vicentina recibió de Nuestra Señora la orden de mandar acuñar la "Medalla Milagrosa", con la inscripción siguiente: "Oh María, concebida sin pecado, rogad por nosotros, que recurrimos a Vos". Tanto la medalla como la jaculatoria se han propagado por todo el mundo, gracias al empeño de los dos Institutos fundados por San Vicente de Paul, y ha producido efectos saludables de progreso en la vida cristiana y conversiones muy famosas, como la de Federik Faber y la de Alfonso María de Ratisbona.
LAS TRES AVES MARÍAS
Esta devoción fue revelada a Santa Matilde (l24l-l248).Una vez que se encontraba rezando a la Santísima Virgen y pedía su maternal asistencia para el trance de la muerte, la Reina celestial se le apareció y le prometió que así lo haría si rezaba todos los días tres Avemarías para das gracias a cada una de las Tres Personas de la Santísima Trinidad por los singulares privilegios que le habían otorgado. Los padres Capuchinos son propagadores de esta devoción que tiende a afianzar la fe y fomentar la vida cristiana.

 

0 comentarios:

BUSQUEDA / BUSCAR