BUSQUEDA / BUSCAR

EL NIÑO JESÚS DE BELÉN

EL NIÑO JESÚS DE BELÉN


Con estas líneas queremos satisfacer la curiosidad de tantos peregrinos que frecuentemente preguntan por la historia de la estatua del Niño Jesús que se venera en Belén y al mismo tiempo damos satisfacción a la nuestra, ya que desde hace algunos años llevamos siguiendo la pista a las posibles noticias que nos llevaran con certeza hasta su origen.

Ayudado por el heredero de la "Casa Viuda de Reixach", señor Jordi Crisolia, a quien se lo agradecemos cordialmente desde estas líneas, hemos podido dar con los siguientes datos sacados de la correspondencia y facturas.

¿Quién hizo el encargo?
Con mucho tiempo y paciencia hemos visto que el 31 de octubre de 1920, el M.R.P. Gabino Montoro, Procurador General de Tierra Santa, de la Provincia de Granada, hizo una visita personal a la "Casa Viuda de Reixach", haciendo el pedido n. 3307, con los siguientes encargos: Niño Jesús de cuna para la Gruta de Belén de 50 cms. La cuna debe tener 60 cms de largo por 27 de ancho. Niño para el día de Epifanía, sentado, de 46 cms. S. Juan Niño, de 50 cms, modelo igual que el construido por Duch, pero de barro cocido y pintado. Es para un lugar húmedo. En la peana debe tener grabado el escudo de España y la inscripción: "Costeado por bienhechores españoles para el Desierto de S. Juan".

Hace las siguientes observaciones: "Los dos primeros Niños, cuanto antes. En la caja debe ponerse la dirección de Jaffa y las palabras de tránsito, para que en Port Said no la detengan. Deben distinguirse por su finura y hay que señalar que son para el P. Custodio".

El 8 de noviembre de 1920, estando el P. Gabino en su pueblo, Mora de Toledo, al parecer recuperándose de su salud, recibió una carta de dicha Casa en la que decía: "Ocupados en adelantar el grato pedido de imágenes que se dignó Vd. efectuar en estos talleres y en la imposibilidad de poder construir, por la premura de tiempo, como sería mi deseo, la imagen del Niño Jesús sentado para el día de Epifanía, así mismo que la cuna que desea para el Niño Jesús de la Gruta, he tenido el gusto de conversar esta mañana con el buen Padre Ignacio Jordá sobre el particular, habiendo convenido en escribirle para comunicarle que tengo en existencia una preciosa imagen grupo con un angelito, según fotografía, que le incluyo, cuyo modelo es, por demás, precioso. También, con respecto a la cuna, va otra fotografía, para que pueda apreciar la forma, que no es otra que similar a una góndola, con uno o dos ángeles decorativos en la parte superior, siendo toda dorada en clase fina y resulta de mucho efecto. Por lo tanto yo espero de su amabilidad se servirá a vuelta de correo notificarme sus impresiones sobre el particular, pues como es probable que a fines de mes saldrá un vapor para Port Said, es conveniente saber con tiempo, para irlo preparando todo, si bien, en caso de no ser de su conformidad los modelos anteriores, no sería posible la construcción de otros para la fecha que se desea, ni aunque fuesen más sencillos, pues solamente la cuna podría suplirse con otra de juncos, si es que le parece a Vd. conveniente, yendo entonces la imagen envuelta entre pajas, ausente de todo lujo".

El Padre Gabino no estuvo conforme en esto último y esperó a que se realizase conforme él había indicado.
Hemos de tener en cuenta que hasta llevarse a cabo la actual estatua del famoso Niño de Belén, ha habido las siguientes etapas: Niño de cuna con camisa. Niño bendición (bendiciendo con la mano derecha). Niño con las manos cruzadas. Niños admiración (con las dos manos abiertas) y Niños con las manos juntas, que es el actual de Belén. Desde luego la cara es la misma en todos ellos, cambiando sólo la expresión de las manos.

Por las dificultades anotadas, el envío no se hizo hasta el 25 de febrero de 1921, correspondiente a la factura n. 2902 y el envío n. 3592/94. En la factura es donde aparece por primera vez un Niño Jesús de cuna de 50 cms "manos juntas" R.O.G., con su correspondiente cuna de escultura dorada en fino, colchoncito, etc. Clase extra (sic). Su coste fue de 700 pesetas, todo junto.
El envío del Niño de Epifanía consta en la factura n. 2943, del 30 de junio de 1921 (Niño Jesús con silla trono, de 50 cms. Clase extra). También costó 700 pesetas. Con él venía el S. Juan Niño, de 50 cms, terracota decorada, impermeable, inscripción grabada y banderín de metal, y costó sólo 200 pesetas.

El P. Gabino quedó muy satisfecho por el resultado, según consta por una carta que le escribió la Casa cuando ya había vuelto a Jerusalén. Esta carta es del 30 de mayo de 1921 y en ella se refleja con "verdadera fruición el aprecio que hizo de los Niños Jesús en madera de cedro", como sabemos, que ciertamente se distinguen por un sello especial.

¿Quién la realizó?
Removiendo más libros de empleados de los talleres, hemos dado con los siguientes nombres: Francisco Rogés, que es el escultor principal. A continuación hay una lista de trabajadores cooperando, cada uno en una especialidad, como Alejandro Vila, Pedro Guasch, Jaime Pagós, Endaldo Angla, Juan Salvadó, Ceferino Mercadé, Fernando, Benito, Pedro (carpintero), Peret y Duch. Rogés recibía a la semana 56,25 pts. trabajando 6 días a razón de cinco horas diarias; los demás, jornales inferiores.

El modelo es conocido en la actualidad por las siguientes letras: R.O.G., del mencionado Rogés, y es muy apreciado por todos los peregrinos que se quedan embelesados mirándolo en nuestra iglesia de Belén.

 
BUSQUEDA / BUSCAR